• Inicio
  • Apellidos
  • Historia
  • Escudo
  • Genealogía
  • Fotografías
  • Enlaces
  • Contacto
UN POCO DE HISTORIA DE LOS ORDÓÑEZ EN NAVARRA


Hay distintas versiones sobre el apellido que probablemente tuvo su origen allá por el siglo X. Pero no es este el asunto que concierne a este estudio, sino aquellas circunstancias que concurrieron con nuestros antepasados y los datos que de ellos hemos podido obtener.

Los orígenes de nuestra familia en Navarra se sitúan en Peralta, de la merindad de Olite, y desde ahí una rama pasó a Andosilla y de esta villa a Mendavia. Otra rama pasó a Calatayud y de ahí a Lisboa, Cádiz, Sevilla, etc.
Merindades Navarra
Merindad Estella





La historia de nuestra familia parte de principios del siglo XV. A buen seguro años convulsos y repletos de acontecimientos de los cuales una pincelada histórica nos ayudará a comprender el escenario donde convivieron nuestros antepasados.




El nombre de Peralta ("Petra  Alta" o "Petralta") nos permite pensar que la función que desempeñó ya durante el siglo X estuvo íntimamente ligada a la defensa de la naciente monarquía pamplonesa. Más adelante constituyó el punto de apoyo de uno de los distritos político militares o de "tenencias" del reino.”
Puede verse un mapa de la merindad de Estella (Navarra) dibujado en el año 1772 aquí
Merindad Olite


Escudo armas Mosén Pierres
En 1469 se alzó en armas Mosén Pierres con éste y otros castillos para oponerse al acuerdo de paz suscrito por la princesa Leonor y los beaumonteses, siendo sitiado por las tropas de la princesa. En 1473, la propia princesa doña Leonor le concedió un día de mercado el primer lunes de cada mes, privilegio que sancionaron sucesivamente el rey don Francisco Febo y Fernando el Católico.

Con Alonso Carrillo de Peralta el señorío recayó en los Marqueses de Falces en el año 1513 por concesión de Fernando el Católico. El Gobierno Político residía en un ayuntamiento compuesto por un alcalde, nombrado por el marqués de Falces del estado general de labradores y cuatro regidores -tres del estado noble y uno del general sorteados anualmente de sus respectivas bolsas. Peralta padeció malas horas en la guerra con Castilla y en recompensa al valor de los vecinos, se les concedió una feria franca de doce días al año, que había de comenzar el 27 de abril.

La jurisdicción del Señor también se extendía a las fortalezas del territorio y éste era tan extenso que se hacía necesario que personas de la confianza del Señor atendieran las labores de vigilancia, entre otras, del Castillo de cada población donde lo había. Misión ésta que recayó sobre nuestros antepasados.


En un documento fechado en 1380 está descrita una persona llamada Juan Ortiz de Ordoñez, capitán de la villa de Andosilla, sin que podamos determinar si forma parte o no de nuestra familia. El miembro más antiguo del linaje documentado del que hemos tenido conocimiento es Fernando Ordóñez, nacido en Peralta alrededor de 1460. Fue dueño y originario de la casa solar y palacio de cabo de armería de la villa. Fue alcaide del castillo y fortaleza de Peralta. Así mismo fue juez de la misma. Casado con María Juan Uzqueta, hija de los poseedores de la noble casa de Uzqueta de Peralta.

Hijo de ellos fue Pedro Ordóñez y Uzqueta, nacido en Peralta sobre 1485. Fue alcaide de la fortaleza y castillo de Peralta y juez de la villa. Casó con María Ortiz.

Un documento relata un pleito que llevaba Peralta contra el marqués de Falces por cuestiones de jurisdicción. En él se relata como los más ancianos de la villa recordaban los malos tratos que había dado en ocasiones a personas de representación por sus cargos. Y Pedro Ordóñez, de 78 años y que había sido baile, asegura que “mosén Pierres había levantado una horca en la plaza y que los vecinos la derribaron”. El término “baile” vendría a ser como un sinónimo de merino. Persona que tenía funciones, entre otras, de mantenimiento del orden, persecución de los delincuentes y ejecución de las sentencias judiciales. En territorios de Tierra Estella solía ser al mismo tiempo alcaide del castillo.

Otro documento describe que Pedro era soldado y hombre de armas, sin duda condición necesaria para el desarrollo de sus funciones como alcaide de la fortaleza de Peralta.


Pedro y María tuvieron varios hijos: Pedro, Juan, Alonso, Vernaldino, María y Juana.


Pedro Ordóñez Ortiz, primogénito de Pedro Ordóñez y Uzqueta y María Ortiz, su mujer, era llamado a suceder a su padre y heredó de éste la casa solar de los Ordóñez en Peralta así como todas sus heredades. Casó con Ana López Goñi, hija de Gracia López y Catalina de Goñi, y no tuvieron descendencia. Por tal motivo el heredero natural fue Alonso Ordóñez Pérez de Salcedo, hijo de Juan Ordóñez Ortiz y de María Pérez de Salcedo, su mujer. Alonso estaba ya afincado en la villa de Andosilla, donde residía su padre desde su matrimonio, ya que María era de la casa solar de los Perez en Andosilla, por lo que cabe situar en este momento la continuidad de la casa solar de los Ordóñez en la nueva villa de residencia de la familia, Andosilla.

Juan Ordóñez y Ortiz, natural de Peralta, nació alrededor de 1510, que fuese criado de los Marqueses de Falces pasó a la villa de Andosilla al casarse (se puede ver como se conocieron en el apartado ) con María Inés Pérez de Salcedo, originaria de la casa de su apellido sita en la villa de Andosilla, e hija de Pedro Mateo Pérez de Andosilla, que fue Bayle Real, estuvo al servicio de los Marqueses de Falces y fue hombre principal de Andosilla; y de María Salcedo nacida en Belorado (Burgos) que fue doncella de Ana de Velasco y Padilla, esposa del I Marqués de Falces, y nieta por parte paterna de Sancho Mateo, quien fue armado Caballero por el rey Juan III de Albret, último del Reino de Navarra. Juan desempeñó como su padre, los oficios reservados a los hijodalgos. El matrimonio fue vecino de Andosilla, de cuya villa fue Alcaide. Murió en la casa palacio de Marcilla desde donde fue trasladado a Andosilla para ser enterrado; en el paño que lo cubría había pintadas en papel sus armas e insignias, referiendose al escudo dice, "El campo era colorado y los diez Roeles a lo que parece de color amarrillo....". Notario Apostólico y Escribano Real según se desprende de los pasajes contenidos en la historia de la monarquía española, todos ellos referidos a los Marqueses de Falces:

“Don Pedro de Peralta y Velasco, que es el nombrado testamentario suyo por el Marqués su padre, y al cual este Señor con su mujer hizo donación de 2.000 ducados de oro viejo, y después en su testamento de 500 florines de oro por particulares servicios que le tenía hechos: fue Gobernador de la Villa de Villalpando con su tierra y de los Estados del Condestable de Castilla su pariente, y murió en Marcilla, donde otorgó su testamento el Sábado 10 de Enero de 1543 ante Juan Ordóñez, Notario y Escribano Real. Por este instrumento dejó encomendado su hijo único al muy Magnífico Señor Don Bertiardino de Peralta , Prior de Andosilla, su hermano menor, nombrando testamentarios á Juan Ordóñez, Alcalde de Andosilla, y á Juan de Eraso su criado , …”

“El Marqués Don Antonio era ya muerto en 26 de Febrero de 1545, en cuyo año la Marquesa viuda Doña Ana del Bosquete testó en su Villa de Peralta el 1 de Agosto ante Juan Ordóñez, vecino de Andosilla, Notario Apostólico y Real en todo el Reino de Navarra; y por su fallecimiento, ocurrido el día 13, se hizo inventario de sus bienes en Marcilla, ante Pedro de Berbinzana, el Viernes 14 del mismo mes y año, en cuyo día esta Señora fué sepultada. Ella instituyó por sus albaceas y testamentarios al Prior de Andosilla, á Don Juan de San Juan, Prior de Velate, y a Don Alonso de Peralta, Abad de Azarecho civil y canónico, ambos Consejeros del Rey, al inventario de los archivos depositados en el chateau de Montignac, cuyo trabajo fue comenzado en 29 de Septiembre de 1513 …”

“Ya era muerto el Marqués Don Gastón de Peralta en el mes de Abril de 1580, en que su hijo mayor tomó posesión de la Casa y Estados de Falces. Primeramente, y siendo muy joven, lo había capitulado en matrimonio el primer Marqués su abuelo con Doña Juana de Guevara, hija de Don Pedro Vélez de Guevara, Señor de Salinillas, de Buradón y de Ameyugo, de la Casa Condal de Oñate, y de Doña Juana de Acuña, su mujer, de la línea de Valencia de Don Juan, por escritura que pasó en Marcilla ante Juan Ordóñez el 1.° de Octubre de 1531 ; pero esta boda no llegó á efectuarse , ignoramos por qué, y aquella Señora la celebró más tarde con Don Ladrón de Guevara, su primo, que fue tercer Conde de Oñate, y ella murió de sobreparto en lo mejor de la edad…”

“La Marquesa Doña Ana hizo testamento cerrado en el Palacio de Marcilla ante Juan Ordóñez, Notario Real, el 22 de Julio de 1546, y declara hallarse en cinta de una criatura, de resultas de cuyo parto falleció en efecto. La segunda vez casó el Marqués Don Gastón previas capitulaciones que pasaron en Zaragoza el 29 de Marzo de 1559 ante Martín Sánchez del Castellar, con la Marquesa Doña Leonor de Mur, vecina á la sazón de aquella ciudad, que estaba viuda de Don Jerónimo de Polea, fué la Virreina de la nueva España, adonde acompañó a su marido todo el tiempo de su gobierno y era de la ilustre familia de su apellido, establecida en Aragón y originaria de Cataluña, cuyos antepasados figuraron entre los conquistadores de Valencia con el Rey Don Jaime I y fueron Señores de la Baronía de Alfajarín durante el siglo xv …”

Un documento fechado en 1576 describe que Juan Ordoñez fue nombrado Gobernador de las tierras del Marqués de Falces durante la ausencia de éste en su Campaña de Flandes.

Alonso Ordóñez Ortiz, hermano de Juan, nació en Peralta sobre 1510. Pasó a Andosilla y de esta villa a Calatayud. Casado con María Centeno con la que procrearon a Alonso Ordóñez Centeno, bautizado aproximadamente en 1540 en Calatayud. Alonso casó con María Cit y procrearon a Roque Tomás Ordóñez Centeno (hay que aclarar que los documentos relativos a Roque y sus sucesores han recogido de manera uniforme la transposición de los apellidos, siendo conocido como Centeno Ordóñez o Centeno únicamente, quizá esto indica que la familia Centeno, oriundos de Calatayud fuera muy importante). El General Roque Tomás fue bautizado en Calatayud, el 25 de marzo de 1568, Capitán de la Maestranza y Almirante de la Armada del Estrecho, siendo su mujer Isabel Hurtado y Jara, bautizada también en Calatayud, el 26 de agosto de 1589, hija de Juan Antonio Hurtado y Ana de la Jara, naturales de Calatayud, siendo la familia Hurtado de las más antiguas y de los primeros Conquistadores, allí casados y velados el 3 de junio de 1610.
















Carabela
Roque Tomás fue un notable General y Almirante al mando de las flotas a Indias. La biografía completa puede consultarse aquí. Existe un manuscrito en la Real Academia de la Historia donde se puede ver la procedencia de Roque Tomás, se puede ver aquí.

En la foto de la izquierda puede verse el cuadro "Defensa de Cadiz" de Francisco de Zurbarán en el que aparece Roque Tomás (es el segundo de la derecha). Falleció en Veracruz en la primavera de 1641. Fue tal su disposición al servicio y a su Rey que llegó a sufragar las reparaciones de sus barcos con sus propios bienes, lo cual le supuso un enorme quebranto económico. Un descendiente del General, su nieto Diego de Andosilla, realizó una anotación escueta en su acta de sepelio, diciendo: “Fue Caballero de Santiago y murió en la pobreza”.

Hijos de Roque Tomás e Isabel fueron José, Diego, Manuel, Luisa e Inés. José Ordóñez Centeno Hurtado Cit y Jara fue como su padre Almirante de la Armada Real. Caballero de Santiago, nacido en Lisboa y casado con Ana Luisa Petronila Herrera Ortega Ortiz de Melgarejo, hija de nobles sevillanos, los cuales procrearon, entre otros, a Ana Luisa Lorenza Centeno Herrera Melgarejo Maldonado, que casó con Francisco Fernández de Velasco y Tobar, Virrey de Cataluña, que fuera hijo de Don Iñigo Melchor Fernández de Velasco, Condestable de Castilla, Duque de Frias.
Hijo de Francisco y de Ana Luisa fue Manuel de Tovar Fernández de Velasco Centeno y Maldonado, al cual le fue concedido por Carlos II, el 31 de julio de 1695, el Marquesado de Caltójar. Título que continuó en su hermano Iñigo Fernández de Velasco y Tovar Centeno.
Luisa Ordóñez Centeno Hurtado, hija de Roque Tomás e Isabel, casó con Don Jácome Civo de Sopranis y Boquín de Bocanegra, descendiente de patricios genoveses, 4º Mayorazgo Regidor Perpetuo de Cádiz Sargento Mayor Inquisidor Familiar. Los Sopranis se emparentan con los Fantoni (condes de Jimera de Líbar) y con los Lila, de ahí la llegada de esta última casa al linaje por extinción de la rama masculina y con los Centeno (Ordóñez) en la siguiente relación: Don Francisco Fantoni y Peri, descendiente de patricios toscanos de Florencia, casado con Doña Margarita Civo de Sopranis Barizzio Gentile y del Haya, que procrearon al Capitán Don Jácome de Fantoni y Civo de Sopranis, casado con su prima hermana Doña Isabel Cibo de Sopranis y Boquín de Bocanegra, hijos de Don Rafael de Fantoni y Civo de Sopranis que a su vez contrajo matrimonio con su prima carnal Doña Ana Civo de Sopranis y Centeno, hija de Don Jácome Civo de Sopranis y Boquín de Bocanegra y de Doña Luisa Centeno y Ordóñez, hermana, entre otros, de Roque, Caballero de Santiago y Capitán General Gobernador del Yucatán, y de Isabel Clara, que casó con José Colarte Lila, Caballero de la Orden de Calatrava.
Luisa Centeno y Jácome Sopranis tuvieron, entre otros, a Roque de Sopranis y Centeno, que fue un militar y gobernante español nacido en Cádiz en 1665 (fue bautizado en la Catedral el 27 de junio de ese año) y fallecido en Mérida, Yucatán, el 25 de septiembre de 1699, víctima de la fiebre amarilla. Fue capitán general y gobernador de Yucatán en la Nueva España, hoy México, en 1693. Fue firme defensor de los indios mayas e impugnador de los encomenderos españoles. Por Real Cédula en Madrid, del 3 de julio de 1691, entró como Caballero de la Orden de Santiago. Murió sin descendencia.

Diego Ordóñez Centeno Hurtado, hijo de Roque Tomás e Isabel, nacido en Cádiz, Caballero de Santiago, casó con Doña Violante de Elosua y Zuazua hija del Contador Diego de Elosua y doña Ursola Zuazua y Múgica, y fueron hijos, Diego Nicolás, que falleció en su juventud; Juan, presbítero racionero en la Iglesia Catedral de Cádiz; Manuel, presbítero de la orden de San Agustín en su convento de la ciudad de Cádiz; José e Isabel Baltasara Centeno Ordóñez de Elosua, que a su vez contrajo matrimonio (previa dispensa papal) con su primo el capitán Diego Fortunato de Andosilla y Centeno, hijo de Juan Andosilla y Aleman (descendiente de la rama murciana de los Andosilla y cuyo primer origen se sitúa en la villa Navarra de Villava, donde la casa Motza fue su casa solariega) y de Inés Centeno Ordóñez hija que fue de Roque Tomás e Isabel y hermana de Diego. Diego Fortunato e Isabel Baltasara procrearon, entre otros a Inés de Andosilla y Centeno que contrajo matrimonio con Luis de Ocio Salazar. Inés y Luis fueron padres, de entre otros, de Francisca de Ocio Salazar y Andosilla que contrajo matrimonio con Pedro de Solís y Villavicencio, hijo de Manuel de Solís Gorraiz de Beaumont, descendiente por parte materna de la rama de Beaumont (Condestables de Navarra y Condes de Lerín) y Navarra (Juana, hija del Rey Carlos III el Noble) Pedro de Solís y Francisca de Ocio procrearon, entre otros, a Manuel de Solis y de Ocio Salazar, Señor de las Navas de Gibraltar.

Manuel Ordóñez Centeno Hurtado, hijo de Roque Tomás, que ganó la infanzonía de Aragon el 30 de mayo de 1659.

Hijos de Juan Ordóñez Ortiz y de Isabel Pérez fueron, entre otros, Alonso, Celedón y Pedro.

Alonso Ordóñez Pérez de Salcedo bautizado en Andosilla el 29 de diciembre de 1542, su padrino de bautizo fue Alonso Carrillo de Peralta (primer marques de Falces), el padre de Alonso Ordóñez, Juan, era el secretario de los Marqueses de Falces. Fue Alcaide del castillo y fortaleza como se refleja en el siguiente pasaje: “Andosilla pertenecía a mediados del siglo XVI a los marqueses de Falces, como había pertenecido anteriormente al famoso Mosén Pierres y al Conde de Lerín. Como a señores absolutos de la tierra y jurisdicción, sus vecinos les pagaban la pecha correspondiente en especie y dinero. Pero además –en señal de servidumbre- estaban sometidos a otras cargas onerosas. Cuando tan ilustres próceres visitaban la villa, tenían que proveer su mesa de pollos y gallinas, de pienso a sus cabalgaduras y de alojamiento a sus criados y caballerizos. La jurisdicción del señor se extendía también a la fortaleza, que guardaba un alcaide puesto por él; este cargo lo desempeñaba hacia 1570 don Alonso Ordóñez y anteriormente su padre y abuelo. Al llegar la Navidad los vecinos tenían una obligación más que cumplir: llevar al alcaide una carga de leña”.

Alonso litigó su nobleza ante la Corte de Navarra el 14 de julio de 1570 como originario de la casa de Ordóñez de la villa de Peralta y de la familia Pérez de Salcedo de la villa de Andosilla, ambos solares de nobleza, y por sentencia de 29 de junio de 1576 se le declaró noble e hijodalgo de sangre, de su origen y dependencia. Casó con Juana González de Roncesvalles y fueron hijos de Juan Ordóñez González de Roncesvalles, nacido en Andosilla, que a su vez casó con María Ana Gómez de Barrón y fueron hijos de Diego Ordóñez y Barrón, natural de Andosilla, que pasó a Mendavia (Navarra) al casar con Ana María de Liñán, natural de esa villa. Procrearon a Francisco Ordóñez Liñán, de Mendavia, que casó con Polonia Fernández, y tuvieron, entre otros, a Diego Ordóñez Fernández, natural de Mendavia, que por sentencia de la Real Audiencia de Pamplona, de 11 de mayo de 1773, le fue concedida ejecutoria de hidalguía por ser “descendientes por línea recta de Alonso Ordóñez y poder hacer uso del escudo de armas e insignias de nobleza de la casa de los Ordóñez”.


Pedro Ordóñez Pérez, otro de los hijos de Juan Ordóñez e Inés Pérez, viajó a Nueva España como criado de Gastón de Peralta, III Marqués de Falces.

Gastón de Peralta fue hijo de aristócratas navarros, que se habían distinguido por sus servicios a la corona de Aragón, fue nombrado Virrey en cuanto se supo de la muerte de Luis de Velasco y Ruiz de Alarcón, Virrey de Navarra y conde de Santiago, Gastón de Peralta gobernó Nueva España, desde 19 de octubre de 1566 hasta el 14 de abril de 1568, fue su tercer Virrey.

Pedro Ordóñez falleció en Andosilla el 30 de abril de 1617 ".. criado que fue del Alcaide, no hizo testamento por no tener de qué."

Celedón Ordóñez Pérez de Salcedo, natural de Andosilla, casó con María Ybañez Quende y fueron hijos, entre otros, de Celedón. Otorgó testamento el 28 de diciembre de 1599 ante Domingo Pagola, en el que mandó escribir que quería ser enterrado en la iglesia de San Julián, en la misma sepultura que su hermano Alonso, dejo dicho que a su cuñada Juana González de Roncesvalles viuda de Alonso Ordóñez, su hermano, le debía el importe de doce sacos de trigo y a Juan Navarro vecino de Andosilla le debía ocho sacos de cebada y que era su voluntad que se les pagara de sus bienes, dejó de limosna un cuartal de trigo a San Bartolomé y a la Señora de La Cerca, y medio robo a Nuestra Señora del Rosario. Dejó por legítima de sus bienes a Zeledón, María, Juana e Inés, su hijo e hijas.

Celedón Ordóñez Ibañez, de Andosilla, contrajo matrimonio en esta villa con María Díaz de Rada, originaria de la casa solar de los Rada de Andosilla, y fueron hijos, entre otros, de Jacinto. Celedón otorgó testamento ante Antonio Corroza el 3 de enero de 1645, en el que se puede leer que quería ser enterrado en la sepultura que fueron enterrados sus hijos Zeledón Ordóñez y María Ybañez en la iglesia de San Julián, para ello mandó traer un hábito de la Orden de San Francisco de la ciudad de Calahorra para ser amortajado con él, y dejó dicho que, además de las misas de entierro y novenario, se le dijeran unos responsos en la puerta de su casa y se le tendrían que decir por su alma y la de su difunta mujer, cuatro misas al año, en la Pascua de Navidad, en la Pascua de Resurrección y la Pascua del Espíritu Santo y otra el día de Nuestra Señora de agosto, por cada una de ellas sus herederos deberían de pagar un real y para ello hipotecó un huerto que poseía, nombró a Jacinto, su hijo, heredero universal y dejó dicho "con lo que quedase al final de sus días lo ayan de heredar, los hijos del matrimonio que ha contraído con Juana de Pagola y no otros aunque sucediere el casar el dicho mi hijo segunda vez.".

Jacinto Ordóñez Díaz de Rada, natural de Andosilla, casó con Juana Pagola Chocarro y fueron hijos, entre otros, de Juan Francisco. Jacinto otorgó testamento el 17 de mayo de 1650 ante Antonio Corroza y su mujer el 28 de marzo de 1680 ante José Merino en el que dejó dicho ".... al llevarme de esta enfermedad, mi cuerpo sea enterrado en la parroquial del Señor San Julian y Santa Basilisa de esta dicha villa en la sepultura que está al lado de la de Ignacio de Pagola, hacia mitad de la iglesia en la cual se me digan misas de entierro nobenas y Cabo de año; y ....", además de decir que se dieran por el cincuenta misas, y que se dieran las limosnas correspondientes a la Iglesia, dejó dicho que le debía a su primo Francisco Díaz de Rada cuatro ducados y que tenía alguna deuda que conocía su mujer y dijo ".... declaro esto en descargo de mi conciencia para que se paguen de mis vienes ...." también dijo en descargo de su conciencia, que su mujer trajo después de casarse la dote, que eran ochenta ducados en muebles y también trajo alhajas, que lo decía esto porque no existía recibo y quería que constara, y dijo "9 --- Item dejo por via de institución y legitima herencia conforme al fuero y leyes de este Reino a Juan Francisco Ana María y Fermina Ordóñez mi hijo e hijas por parte de vienes ..... en lo cual los heredo....". Jacinto falleció en Andosilla el día 29 de mayo de 1560.

Juan Francisco Ordóñez Pagola, de Andosilla, casó con Teresa Navarro Resano, y tuvieron, entre otros, a Jacinto, Juan Francisco, Ana María y José. Juan Francisco murió joven, con 37 años, y Teresa, al quedar viuda, volvió a casar con Martín Esparza y Murillo. Citamos como nota curiosa dos referencias del Archivo Diocesano de Pamplona:

“Jacinto de Ordóñez, vecino de Andosilla, contra Juan de Badostáin, abad de Ilúrdoz, el cual se obligó a pagar al demandante 51 ducados por un macho que éste la había vendido, sin que haya cumplido su obligación. Sentencia condenatoria. Escritura de obligación”.

“El cabildo de la parroquial de Andosilla contra Teresa Navarro, viuda de Juan Francisco Ordóñez, vecina de la misma villa, reclamándole 30 reales y 12 robos de trigo por los oficios funerarios de Ana María Ordóñez, su hija. Sentencia condenatoria. Testigos”
. Juan Francisco falleció en Andosilla el año 1680


Juan Francisco Ordóñez Navarro, de Andosilla, contrajo matrimonio en Sevilla, en la parroquia de Santa Juana, con Juana Josefa de Cárdenas del Pozo, hija de Miguel de Cárdenas y de María del Pozo. Procrearon a José María y a Rosa Ordóñez Cárdenas, la cual contrajo matrimonio con Pedro Nolasco Dávila-Villavicencio, natural de Sevilla, y con Martín Sarramián Yacora, y con éste último tuvieron a José María y a Juan Nepomuceno Sarramián Ordóñez, el cual fue durante varios años Hermano Mayor de la Hermandad de la Macarena, y consiguió la incorporación de la Parroquia de San Gil, la Capilla de la Esperanza y la propia Hermandad a la Basílica de San Juan de Letrán de Roma, por estar erigida en ella la Cofradía de 'D. N. Jesús Christi morte condemnati et Ssmae. Virginis maride sanctae spei'. Esta incorporación es aprobada por el auditor de la Sagrada Rota Romana y sancionada por S.S. el Papa Pío VIII. Juan Nepomuceno fue diputado en Sevilla y comisario de guerra en la intervención francesa.

José Ordóñez Navarro, natural de Andosilla, contrajo matrimonio con Josefa San Martín Ribas, y fueron hijos, entre otros, de Juan Francisco.

Juan Francisco Ordóñez San Martín, de Andosilla, casó con Catalina Hermosa Fernández, hija de Juan Francisco y Catalina. La familia Hermosa pertenece a un linaje originario del lugar de Hermosa, sito en la antigua merindad de Transmiera, en la provincia de Santander, con casa solar del mismo nombre. Sus ramas se extendieron a ambas Castillas, Andalucía, Murcia y Navarra. De la casa solar de Hermosa, en la villa santanderina, pasó una rama a la provincia de Alava, en Bernedo, y de este lugar a Navarra, en la villa de Lapoblación y lugar de Marañón, ambos de la merindad de Estella. Ahí entroncaron con el linaje Maeztu. Juan Francisco y Catalina fueron hijos, entre otros, de Jose Simon.

Jose Simon Ordóñez Hermosa, natural de Andosilla, nació el 31 de marzo de 1751. Jose Simon es, sin lugar a dudas, el personaje más carismático de la familia. Casó en tres ocasiones y tuvo veintidós hijos.

Su primer matrimonio fue con Bernarda Pagola Samaniego, con la que tuvo siete hijos. Su primogénito, Heraclito Bernardo estudió en la Facultad de Leyes y Cánones de la Universidad de Huesca, obteniendo la graduación de Bachiller en Leyes el 30 de mayo de1791.  Embarcó rumbo a las Indias, a Veracruz, como criado de Don Diego José Serrano, de Andosilla, y el sobrino de éste Don Miguel Preciado Serrano, de Tudela, en la fragata San José, alias La Princesa de Asturias. Casandose en Asunción, México Distrito Federal, México, con María Guadalupe Azpiros y Caballero el 23 de abril de 1803. Hermanos de Heraclito Bernardo fueron, entre otros, María Ramona, Angel María y Juan Bautista.


“Jose Ordóñez Hermosa, natural de Andosilla, Bernardo, María Ramona, Angel María y Juan Bautista Ordóñez y Pagola, sus hijos,…///… dijeron eran originarios y descendientes de la casa de Juan Ordóñez de la villa de Peralta, solar de nobleza y les correspondía gozar la misma”.


En Pamplona, en la Audiencia, el 18 de julio de 1777, la Corte pronunció y declaró sentencia en la cual se reconoce a los demandantes la condición solicitada y puedan hacer uso del escudo de armas e insignias de nobleza de la mencionada casa y baronía del apellido Ordóñez.
Jose Simon, viudo, contrae segundo matrimonio con Juana María Díaz de Rada Zalduendo, natural de Andosilla, hija de Francisco Antonio y Felipa Monica. Juana María procede del linaje de los Rada de Andosilla. Muchas casas unieron el patronímico Díaz o Díez, de Día o Diego, al linaje del lugar de donde tenían su procedencia, formando así un apellido compuesto. El linaje de Díaz de Rada radicó en la villa de Andosilla, de la merindad de Estella, donde tenía su solar.

"Francisco Antonio Díez de Rada y Pérez de Arcaya, natural de Andosilla, Mariano, Manuel, Francisco Javier Cruz, Escolástica, María, Juana María, Bernarda Luisa y María Fermina Díez de Rada y Zalduendo, sus hijos, y Francisco Javier Díez de Rada, vecino de Cárcar, dijeron eran hijosdalgo por ser descendientes de Pedro Díez de Rada, su quinto abuelo, que obtuvo ejecutoria de hidalguía, ante la Corte de Navarra, en 1527 y les correspondía la misma".

En Pamplona, en Corte, en la Audiencia, el 31 de septiembre de 1776, la Corte declaró y pronunció sentencia reconociendo a los demandantes estar en posesión de la hidalguía, por ser descendientes de Pedro Díez de Rada, su quinto abuelo y poder y deber gozar de todos los privilegios, exenciones, libertades y franquezas que gozan los hijosdalgo en este Reino, otorgándoles poder para hacer uso del escudo de armas e insignias de nobleza correspondiente a su apellido y solar de Díez de Rada, sito en la villa de Andosilla.
Jose Simon y Juana María tuvieron once hijos, entre ellos José María.

Nuevamente viudo, Jose Simon contrae matrimonio, por tercera vez, con María Josefa Tomasa Francés Sarasa, natural de Andosilla, hija de de Martín y de María Natalia. Jose Simon y María Josefa Tomasa tuvieron cuatro hijos.


José Simon Ordóñez Hermosa testó ante Don Manuel Carcar, escribano de la villa de Andosilla y falleció de enfermedad el 27 de julio de 1829 a la edad de 78 años.

Bernarda, su primera mujer, tenía 5 años más que él. El se casó con 20 años y ella con 25; tuvo su primer hijo con 21 años. Con Juana María, su segunda esposa, la cosa cambia, él tenía 37 años cuando se casó y ella 18 años. Y con su tercera mujer, María Josefa, más aún, él tenía cuando se casó 66 años y ella 20 años. Su última hija, Ysidora Fermina, nació cuando él tenía 77 años. Tenía nietos mayores que sus propios hijos.

El caserón de la familia, Palacio de los Ordóñez, se encuentra en la calle San Francisco, parte antigua de la Villa. En ella destaca su escudo blasonado. También hay otro escudo de los Ordóñez en la denominada casa de Antero Monasterio.

José María Ordóñez Díaz de Rada, (ver su firma) hijo de Jose Simon y de Juana María, nació en Andosilla y contrajo matrimonio con María Antonia Fermina Resano Delgado, también de Andosilla, y tuvieron, entre otros, a Joaquín.

Joaquín Ordóñez Resano, nacido en Andosilla, casó con Mariana Alcalde Serrano, también de Andosilla, fue alcalde de Andosilla en el año 1868 cuando tenía 49 años, según dos notas encontradas en "La gaceta de Madrid y El Restaurador Farmacéutico" y tuvieron, entre otros, a Teófilo.

Teófilo Ordóñez Alcalde, natural de Andosilla. Participó activamente, en virtud de su profesión y cargo, en cuestiones relacionadas con las lindes y reparcelaciones de la Villa, representando al Ayuntamiento de Andosilla para las negociaciones de litigios relacionados con estos asuntos.

"Acta de la continuación de la operación practicada para reconocer la línea de término y señalar los mojones comunes a los términos municipales de Andosilla y Cárcar. Reunidos el día primero de julio de mil novecientos veinticuatro en el sitio denominado Rosal los señores con sus respectivos cargos y representación abajo se expresan en virtud del acuerdo tomado el día anterior por las comisiones de los Ayuntamientos de Cárcar y Andosilla según consta en el folio cuatro del acta anterior"///" Concurrieron al acto representando al Ayuntamiento de Cárcar los señores don Veremundo Agreda, alcalde y don Aparicio Simón guarda municipal de campo y en representación del Ayuntamiento de Andosilla los señores don Teófilo Suescun Pérez, concejal y don Teófilo Ordóñez Alcalde, peón azadonero de Andosilla".

Teófilo contrajo matrimonio con María Cruz Gurpegui Marrodán y tuvieron, entre otros, a Wenceslao y Plácido.

Plácido Ordóñez Gurpegui formó parte de la Banda de Música de Andosilla allá por los primeros lustros de 1900 hasta la guerra de 1936, motivo por el que se deshizo. Continuando su actividad en 1953 bajo la dirección de don Fructuoso Cía Suescun. Su hijo Teofilo Ordóñez tambien fue músico.
La banda estuvo compuesta así: Don Andrés Duarte, clarinete. Don José Echarri, clarinete. Don Juan Muro, clarinete. Don Urbano Echarri, clarinete. Don Pablo Echarri, trompeta. Don Francisco Gurpegui, trompeta. Don Fermín Oteiza, trompeta. Don Julio González, trompeta. Don Julio San Martín, bombardino. Don Aquilino Francés, bombardino. Don Plácido Ordóñez, bombardino. Don Vicente González, trombón. Don Jesús López, trombón. Don Pedro Andueza, bombardino. Don Gregorio Tres, trombón. Don Miguel Sádaba, trombón. Don Severiano Medina, caja redoblante. Don Máximo Sádaba, bomba y Don Justo Muro, platillos.





Wenceslao Ordóñez Gurpegui es el último, correspondiente a nuestra rama familiar, nacido en Andosilla. De espíritu inquieto desde su infancia formó parte del Cuerpo de Carabineros de la Republica de España, que fue un cuerpo armado cuya misión era la vigilancia de costas y fronteras y represión del fraude y el contrabando, creado en 1829. Tenían presencia en las fronteras terrestres, provincias marítimas y en Madrid. El lema de los Carabineros era: Moralidad, Lealtad, Valor y Disciplina y su insignia era un Sol que surge con todos sus rayos en el horizonte.

Wenceslao contrajo matrimonio con Francisca Irurozqui Pascual, nacida en Pamplona en la calle Zapatería Nº 48 y bautizada en la parroquia de San Nicolás, tuvieron cinco hijos, dos nacieron en Hondarribia que murieron de niños, María Cruz y Mercedes que nacieron en San Sebastián y José Luis.

Francisca Irurozqui Pascual es hija de Leonardo Irurozqui Iturralde y de Simona Pascual Irure. Un hermano de Leonardo, Antonio Javier, emigró a Argentina donde contrajo matrimonio con Petrona Celestina Garro Ortiz (hija de Don Juan Francisco Garro Guiñazu y de Doña Isidora Ortiz Guiñazu, hija ésta de Don Pedro Juan Ortiz Quiroga, una importante familia argentina de San Luis) y fruto de este matrimonio nació el periodista, poeta y escritor Francisco Irurozqui Garro, autor de la obra “Manchas de tinta” así como del tratado “El periodismo en la historia argentina”. Este poeta era sobrino del Dr. Juan Mamerto Garro, nativo de Pantanilla (Dpto. San Martín). El Dr. Garro fue un destacado hombre público que integró la fórmula presidencial Bernardo de Irigoyen-Juan M. Garro y fue ministro de Justicia e Instrucción Pública durante la presidencia del Dr. Roque Sáenz Peña.


Hermana de Francisca fue Eduarda Irurozqui Pascual, nacida en Pamplona en la calle Zapatería Nº 48 el miércoles 14 de octubre de 1885, fue bautizada en la iglesia parroquial de San Nicolás de Pamplona, siendo su madrina María Pinaqui, falleció en Ciudad Real a los 93 años de edad, se casó con Pascual Tello Zueco, fruto del matrimonio nació Eduardo Tello Irurozqui que contrajo matrimonio con Ines Barreda Treviño, hija de Luis de Barreda y Ferrer de la Vega, abogado, escritor y poeta y de María de la Concepción Treviño y Aranguren, VI Marquesa de la Casa Treviño Gotor, y nieta por parte materna de Juan Bautista Treviño y Cortés, IV Marques de la Casa Treviño Gotor.



José Luis Ordóñez Irurozqui, nacido en Urtasun, Navarra, aunque desde su infancia reside en Pamplona. Fue corredor ciclista en su juventud, participando de forma activa en innumerables pruebas y certámenes de la época, logrando, incluso, algún triunfo. Dispuso de su propio taller de bicicletas hasta que pasó a formar parte de una de las empresas de un conocido industrial de Pamplona, donde desarrolló su vida profesional hasta su jubilación.






Casado con María Josefa Pilar Garayoa Iriarte. Tuvieron (tienen) cuatro hijos, José Luis, Juan, María Begoña y Jesús, todos ellos con descendencia.

Grupo de Investigación:
Guillermo Carlos Delgado Jordan
Juan Ordóñez Garayoa
José Luis Ordóñez Garayoa