Isabel de Francia

Nombre al nacer de Francia, Isabel
Sexo femenino
Edad de defunción 66 años, 7 meses, 21 días

Eventos

Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Nacimiento 1292 París, Francia  
 
Defunción 1358-08-22 Hertford, Hertfordshire,Inglaterra  
 

Padres

Parentesco con la persona principal Nombre Parentesco dentro de esta familia (si no es por nacimiento)
Padre Felipe IV de Francia y Navarra
Madre Juana I de Navarra
         Isabel de Francia
    Hermano     Luis I de Navarra
    Hermano     Carlos IV de Francia

Familias

    Familia de Eduardo II de Inglaterra y Isabel de Francia
Casados Esposo Eduardo II de Inglaterra
   
Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Matrimonio 1308-01-25 Boulogne-sur-Mer, Francia  
 
  Hijos
  1. Eduardo III de Inglaterra

Narrativa

http://es.wikipedia.org/wiki/Isabel_de_Francia_(1292-1358)
Isabel de Francia nació en 1292. Fue la tercera y última de las hijas del Rey Felipe IV de Francia y de la Reina Juana I de Navarra. Adem��s, fue hermana de los reyes Luis X, Felipe V y Carlos IV. Sus contemporáneos ingleses la llamaban la Loba de Francia (Louve de France).

Se casó con el Rey Eduardo II de Inglaterra -luego de una ardua negociación que duró cerca de 10 años- en la ciudad de Boulogne-sur-Mer, el 25 de enero de 1308.

Desde su llegada a la corte inglesa Isabel fue celebrada por su belleza. El cronista Geoffrey de Paris la describió como "la bella entre las bellas...en el reino sino acaso en toda Europa". A pesar de ello, su hermosura no logró atraer lo suficiente a su marido, que prefería la compañía de su favorito de entonces, Piers Gaveston.

Pese a todo, la pareja pudo engendrar cuatro hijos (se sabe que la reina sufrió, por lo menos, un aborto).

Con los años, el rey se inclinaba cada vez más hacia sus favoritos, los Le Despenser (padre e hijo) y Piers Gaveston, relegando a la reina. En una ocasión, llegó a abandonarla a su suerte en la peligrosa localidad escocesa de Tynemouth. Milagrosamente, Isabel logró escapar de las huestes de Roberto Bruce y llegar a las costas inglesas.

La reina despreciaba sobre todo a Hugo Le Despenser el Joven entre todos los favoritos de su marido. En 1321, embarazada de su hijo menor, Isabel le rogó dramáticamente a su esposo que desterrara para siempre del reino a Le Despenser. El rey exilió a Le Despenser, pero ese mismo año lo reintegró a la corte. Esto acabó por volver a la reina totalmente en su contra. Isabel ayudó a Sir Roger Mortimer, barón de Wigmore, a escapar de la Torre de Londres, donde su marido lo había encarcelado por oponerse a los Le Despenser(1323).

Ansiosa de escapar de su esposo, Isabel encontró la oportunidad ideal cuando el rey Carlos IV de Francia -el tercero de sus hermanos en subir al trono francés- le cedió a su cuñado Eduardo II sus posesiones francesas -los ducados de Aquitania y Guyena- en 1325. La reina se ofreció para ir a Francia a garantizar la paz entre ambas naciones. Allí se reencontró con Mortimer, convirtiéndose en su amante. Enterado de esto, el rey inglés exigió el retorno de su esposa. Pero el rey
Carlos IV se negó a expulsar a su hermana de Francia.

Isabel y Roger Mortimer abandonaron la corte francesa en el verano de 1326. Marcharon hacia la corte del conde Guillermo III de Henao -cuya esposa era prima de Isabel-. Henao les dio la ayuda armada que necesitaban, a cambio del compromiso
matrimonial de su hija Felipa con el futuro rey Eduardo III.

El 21 de septiembre de 1326, Isabel y Mortimer, al mando de su ejército mercenario, arribaron a las costas de Suffolk. Eduardo II ofreci�� recompensa por las cabezas de ambos, pero ya todo estaba perdido para él. Sus aliados lo abandonaron,
los Le Despenser fueron asesinados y finalmente el rey inglés fue capturado y obligado a abdicar a favor de su hijo en enero de 1327. En septiembre de ese mismo año, el depuesto monarca fue asesinado en el castillo de Berkeley, por órdenes
de la reina y Mortimer.

El joven Eduardo III fue coronado el 25 de enero de 1327. A partir de ese momento, Isabel gobernó como regente de Inglaterra, conjuntamente con su amante, Mortimer.

Pero el nuevo monarca no le perdonó a Mortimer haberse hecho amante de su madre. Así que tomó el control del gobierno y lo apresó en 1330. Pese a los ruegos y lágrimas de Isabel por la vida de su amante, Mortimer fue enjuiciado por traición y ahorcado en Tyburn, el 29 de noviembre de 1330. Desdichada al perder a su amor y al hijo que esperaba de él, Isabel, ahora reina madre, se retiró de la corte para vivir en un autodestierro.

Isabel fue confinada en el castillo de Hereford, en Roseing, donde murió, luego de tomar el hábito de clarisa, el 22 de agosto de 1358, a los 67 años de edad. Fue sepultada en la iglesia franciscana de Newgate.

Es uno de los personajes principales de la epopeya histórica de Maurice Druon, Los Reyes Malditos

Árbol

  1. Felipe IV de Francia y Navarra
    1. Juana I de Navarra
      1. Isabel de Francia
        1. Eduardo II de Inglaterra
          1. Eduardo III de Inglaterra
      2. Luis I de Navarra
      3. Carlos IV de Francia

Ascendientes