Bertol de Carranza

Nombre al nacer de Carranza, Bertol
Sexo masculino

Familias

    Familia de Bertol de Carranza y Maria Piriz de Castejon
Casados Esposa Maria Piriz de Castejon
   
Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Matrimonio   Miranda de Arga, Navarra, España  
 
  Hijos
  1. Pedro Carranza Miranda y Castejon
  2. Sancho Carranza Miranda y Castejon
  3. Juana Carranza Castejon

Narrativa

José Ignacio Tellechea Idígoras: “Fray Bartolomé Carranza de Miranda (Investigaciones históricas).
Página 507: Informaciones genealógicas sobre el Arzobispo Carranza.
“Una de las primeras averiguaciones que se hizo por la Inquisición, tras la sonada prisión del Arzobispo Carranza, fue la de sus antecedentes genealógicos. Barruntando que pudiera haber en ellos elementos conversos, la Inquisición de Calahorra, por mandato de la Suprema y General Inquisición, hizo algunas diligencias en orden a aclarar tal presunción y comunicó su resultado a Valladolid el 10 de noviembre de 1559. Las testificaciones referentes a este lance desconocido de la
famosa causa del Arzobispo navarro, se encuentran en el tomo XVIII de su proceso, en la Real Academia de la Historia. Las publico en apéndice, dedicándoles breve comentario.
“Los testigos que comparecieron ante el notario Andrés de Torres y ante los inquisidores de Calahorra, fueron los siguientes: Miguel Alonso, familiar del Santo Oficio y escribano, de sesenta años; el presbítero Gil Clemente, de sesenta y seis años; Miguel Bueno, pariente del arzobispo, de cerca de setenta años, y Juan Garcés, de la misma edad. Todos eran vecinos del pueblo natal de Carranza, Miranda de Arga. El escribano Miguel Alonso dió los nombres de Juan Garcés, Miguel Bueno, Nicolás Pérez y Gil Clemente como posibles testigos de su alegato. El presbítero Gil Clemente aduce su amistad con Sancho Carranza de Miranda, tío por línea paterna del Arzobispo, y su viejo trato con la familia durante cincuenta y cuatro años. También conocieron a la familia Carranza, Miguel Bueno y Juan Garcés.
“Sobre este viejo conocimiento personal y sobre la fama notoria que corría por la comarca, los cuatro testigos alegan haber conocido a los padres del Arzobispo, Pedro de Carranza y María Musgo, así como al abuelo paterno Bertol (o Bartolomé) de Carranza y al abuelo materno, Rodrigo Musgo. Alguno menciona a la abuela Sancha Ochoa. Tanto el padre como el abuelo paterno ejercían el oficio de albéitar; del segundo se dice además que vino del Valle de Carranza (Vizcaya) y se casó
con una Castejón, en Miranda de Arga.
“Alegan igualmente que por línea paterna eran hijosdalgo con ejecutoria, y por línea materna labradores francos, llamados libertas o infanzones. Por ambas líneas eran reconocidos como cristianos viejos, limpios, sin raza de moros ni judíos, ni siquiera en líneas transversales de parientes.
“Se recuerda en favor de su limpieza el nombre del tío, por parte del padre, don Sancho Carranza de Miranda, quien fue canónigo de Sevilla y consultor del Santo Oficio; dignidades ambas que lo situaban fuera de toda sospecha. El testigo Miguel Alonso alega además que por su escribanía pasó la probanza de limpieza que se hizo muy cumplidamente, cuando Fray Bartolomé, el futuro Arzobispo, hubo de ingresar en San Gregorio de Valladolid, como también la de un sobrino del Arzobispo, hijo de Francisco Baigorri y María de Carranza, al tiempo de entrar en un colegio de Alcalá.
“Tan evidente y notoria resultaba la limpieza de la prosapia de los Carranza, que los inquisidores se rindieron ante la fuerza de las testificaciones y suspendieron la información. La frase estampada en la carta que dirigen a la Suprema es
una confesión franca de lo infundado de la sospecha: «no se han recevido más testigos, por la notoriedad que acá tenemos de no aber otra cosa en contrario della».
“Con razón y con legítimo orgullo podía estampar Carranza al comienzo de su alegato de abonos la siguiente frase, que, en su énfasis, nos traslada a un siglo dominado por el honor de la sangre:
"Es natural del Reyno de Navarra, de la Villa de Miranda, hijo de Pedro de Carranza y de María Musgo, y nieto de Bartolomé de Carranza, hombres hijosdalgo, limpios y de limpia sangre, fieles cathólicos christianos, sin tener raza ni mácula
de judíos, ni moros, ni hereges; y por tales fueron avidos y tenidos ellos y los otros sus ascendientes, assí por la parte masculina como femenina, antes fueron muy obedientes a la Santa Madre Yglesia Cath��lica Romana y perseguidores de hereges, y assí lo fué el doctor Miranda, canónigo de la Magistral de Sevilla y Inquisidor en Calahorra y persona de gran doctrina y authoridad en estos reinos y Corte de Roma, con el qual se crió desde la edad de X años el dicho Rmo. de Toledo, por ser su tío hermano de su padre”.
************************************************************
http://www.euskalnet.net
Bertol (o Bartolomé) de Carranza, albéitar, pasó del Valle de Carranza, en Bizkaia, a Miranda de Arga, Nafarroa (¿o bien, según veremos, se trataba de familia navarra de origen judío?) y se casó con Mar��a Piriz de Castejón, natural de Miranda de Arga.

Árbol

    1. Bertol de Carranza
      1. Maria Piriz de Castejon
        1. Pedro Carranza Miranda y Castejon
        2. Sancho Carranza Miranda y Castejon
        3. Juana Carranza Castejon