Juan Francisco Garro Guiñazu

Nombre al nacer Garro Guiñazu, Juan Francisco
Sexo masculino

Eventos

Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Nacimiento 1806 San Luis, Argentina  
 

Padres

Parentesco con la persona principal Nombre Parentesco dentro de esta familia (si no es por nacimiento)
Padre Martin Garro
Madre Maria Transito de La Cruz Guiñazu Lopez
         Juan Francisco Garro Guiñazu
    Hermana     Petrona Garro Guiñazu

Familias

    Familia de Juan Francisco Garro Guiñazu y Isidora Ortiz Guiñazu
Casados Esposa Isidora Ortiz Guiñazu
   
Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Matrimonio 1837 Las Lagunas de San Luis, Argentina  
 
  Hijos
  1. Petrona Celestina Garro Ortiz
  2. Pedro Garro Ortiz
  3. Loreto Garro Ortiz
  4. Manuela Garro Ortiz
  5. Circuncision Garro Ortiz
  6. Juan Mamerto Garro Ortiz

Narrativa

José Roque Ortiz q.s.e. VI A 3. José Santos Ortiz q.s.e. VI B 4. Isidora n. en 1800, f el 14-XI-1880, c. en 1837 en Las Lagunas S.L. A.P.R. c. D. Juan Francisco Garro, h. de Martín Garro y de Tránsito Guiñazú, tuvieron seis hs. a saber: 1) Pedro
*******************************
puntanos: Juan Francisco Garro e Isidora Ortiz (sobrina del gobernador de San Luis, Santos Ortiz, asesinado junto con Facundo Quiroga en Barranca Yaco) . Sus primeros años los pasa en la estancia paterna situada 45 Garro, Juan
*******************************
Fueron sus padres D. Juan Francisco Garro y la señora Isidora Ortiz, extensamente vinculados a familias conocidas y pudientes de la Provincia (1). D. Juan Francisco era dueño de una estancia en el nombrado lugar del Pantanillo, donde residía con su familia. Aquel paraje es uno de los sitios pintorescos de la sierra puntana, cuyas ramificaciones orientales ocupan el oeste y norte del departamento San Martín. ( 1) D. Juan Francisco era hijo de D. Martin Garro de figuración en la época inicial de la autonomía provincial, y doña Isidora era sobrina carnal del ex-gobernador D. José Santos Ortiz, sacrificado con Quiroga en Barraca- Yaco el año 1835. Juan M. Garro fué bautizado por el cura Juan José Gif en la Capilla
de Nuestra Señora del Rosario de las Lagunas, Curato de Renca. Con las ásperas serranías alternan las altiplanicies cubiertas de gramíneas y los valles por donde corren los arroyos que forman la red hidrográfica serrana del nordeste. En ese lugar apartado y al abrigo de las sorpresas del indio fronterizo, formóse un vecindario tranquilo, laborioso y con su relativo bienestar. En la época colonial ya figuraba el Pan- tanillo en las listas de organización miliciana, más tarde en los contingentes y contribuciones patrióticas y por último en la iniciación de la autonomía provincial. La Sala de Representantes del año 1827 constituía con este vecindario un distrito electoral, dentro de la sección de Santa Bárbara, hoy San Martín. Toda esta región serrana era rica en ganadería mayor y entre la menor prosperaba la oveja en los altiplanos o pampas merced a la abundancia de pastos tiernos y a la salubridad local. Los productos de esta industria debían estimular las relaciones comerciales con las provincias fronterizas del norte, mientras una parte de las pieles y de la lana fomentaban la industria de la curtiduría y de los tejidos criollos. Estas condiciones favorables a la vida y al trabajo abastecían con holgura a las necesidades de sus sobrios habitantes, entre los cuales ya había algunos estancieros de cierto prestigio. En aquel lugar serrano pasó sus primeros años el comprovinciano objeto de estos recuerdos, hasta que su
padre se trasladó con la familia a San Luis para mandar sus hijos a la escuela, de cuyo beneficio estaba privada la vasta campaña.
Varias veces me refirió el doctor Garro sus recuerdos personales relacionados con las frecuentes visitas que hacía D. Pablo a su padre. Decía que llegaba a caballo, sin escolta ni acompañante; pero nunca se apeaba, aunque a veces se prolongaba la conversación. Siempre en buen montado, con aire de excelente jinete y correctamente vestido, detalle que tiene importancia, pues ni por la indumentaria, ni por sus modales era el "gaucho taimado" del cual alguien había hablado. Hombre serio, sencillo, de pocas palabras, era además popular y hasta querido, pues, salvo medidas de rigor, sugeridas a menudo por los propios asistentes en el gobierno, su proceder correspondía a un hombre tranquilo y manso.

Árbol

  1. Martin Garro
    1. Maria Transito de La Cruz Guiñazu Lopez
      1. Juan Francisco Garro Guiñazu
        1. Isidora Ortiz Guiñazu
          1. Petrona Celestina Garro Ortiz
          2. Pedro Garro Ortiz
          3. Loreto Garro Ortiz
          4. Manuela Garro Ortiz
          5. Circuncision Garro Ortiz
          6. Juan Mamerto Garro Ortiz
      2. Petrona Garro Guiñazu

Ascendientes