Alfonso IV de Leon

Nombre al nacer de Leon, Alfonso IV
También Conocido Como El Monje
Sexo masculino
Edad de defunción 34 años

Eventos

Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Nacimiento 899    
 
Defunción 933    
 

Padres

Parentesco con la persona principal Nombre Parentesco dentro de esta familia (si no es por nacimiento)
Padre Ordoño II de Leon
Madre Elvira Menendez
    Hermano     Sancho Ordoñez de Leon
    Hermano     Ramiro II de Leon
         Alfonso IV de Leon

Familias

    Familia de Alfonso IV de Leon y Oneca de Pamplona
Casados Esposa Oneca de Pamplona
   
Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Matrimonio     Y
 
  Hijos
  1. Ordoño IV de Leon

Narrativa

Alfonso IV de León, apodado el Monje. (c. 899-Monasterio de Ruiforco, 933). Rey de León, fue hijo del rey Ordoño II de León y de la reina Elvira Menéndez.

Fue coronado en el año 926] y renunció al trono tras la muerte de su esposa, la reina Oneca de Pamplona, hija del rey Sancho Garcés I de Pamplona y de la reina Toda Aznar. Tras su abdicación ingresó como religioso en el monasterio de Sahagún, pero intentó recuperar el trono leonés y su hermano, Ramiro II, que lo había ocupado en su lugar, le capturó y ordenó cegarlo.

Fue hijo del rey Ordoño II de León y de su primera esposa, la reina Elvira Menéndez. Su padre falleció en el año 924, y a su muerte fue sucedido en el trono leonés por su hermano, Fruela II de León, que falleció en el año 925.

A la muerte de Fruela II se desencadenó una guerra civil en el reino leonés entre los partidarios de Alfonso Froilaz "el Jorobado",[a] hijo de Fruela II, y los de Alfonso y sus hermanos, Sancho Ordóñez y Ramiro. Durante la guerra civil entre ambos bandos, los hijos del difunto Ordoño II de León fueron apoyados por el rey Sancho Garcés I de Navarra, quien era suegro de Alfonso, así como por los nobles gallegos, que apoyaban a Sancho Ordóñez, hermano de Alfonso. También fue apoyado por los condes castellanos y por los portugueses, que apoyaban al infante Ramiro, hermano de Alfonso.

Alfonso IV fue coronado como rey de León el día 12 de febrero del a��o 926. Él y sus hermanos se repartieron el reino de León ese mismo año, y al hermano mayor, Sancho Ordóñez, que contrajo matrimonio con una dama gallega, Goto Núñez, le correspondió el reino de Galicia, que se extendía desde la costa cantábrica hasta el río Miño. Al infante Ramiro, hermano menor de Alfonso IV de León, le correspondió el gobierno del territorio portucalense, con capital en Viseo y, por su parte, Alfonso Froilaz continuó refugiado en territorio asturiano.

Los hermanos de Alfonso IV mantuvieron buenas relaciones con él durante su reinado, y Alfonso Froilaz permaneció en Asturias, donde conservaba numerosos partidarios, hasta el año 932. Cuando Alfonso IV comenzó a reinar hizo regresar al obispo Fruminio, que había sido desterrado por el rey Fruela II de León. Las crónicas de la época señalan que el rey Alfonso IV se distinguió por su vocación religiosa y por su talante pacífico, lo que fue criticado en su obra por el Padre Juan de Mariana, que señaló que el rey no se distinguió en la lucha contra los musulmanes, que dominaban la mayor parte de la Península Ibérica, y que no realizó ninguna conquista significativa durante su reinado.[1] En el año 929 donó la villa de Naves, situada junto al río Esla, al monasterio de San Cosme y San Damián, y entre los confirmantes de dicha donación figuraron el infante Ramiro, hermano de Alfonso IV, y los obispos Juliano y Dulcidio.

En el verano del año 929, en alguna fecha comprendida entre el día 10 de junio y el día 8 de agosto, falleció el rey Sancho Ordóñez, hermano mayor de Alfonso IV, y a su muerte el reino de Galicia fue reintegrado por Alfonso IV al reino de León. Alfonso IV contaba con el respaldo del magnate gallego Gutierre Menéndez, quien a cambio de su apoyo al monarca leonés recibió de éste último varios señoríos situados en la zona de Lugo. La reintegración del reino de Galicia fue pacífica, como refiere el cronista musulmán de la época Ibn Hayyan:[2]

Al poco murió Sancho, en la región donde se había refugiado, sin dejar hijos, con lo que ésta pasó al rey unánimemente aceptado, Alfonso, que ya no tuvo competidor en el poder.

En el año 931 resolvió un pleito existente entre el monasterio de Ruiforco de un lado, y las villas de Manzaneda de Torío y Garrafe de Torío, del otro. El rey se desplazó con su Corte a Manzaneda, y el día 29 de enero del año 931 señaló los términos de la villa de Manzaneda, y el pleito se resolvió a favor del monasterio.[3]

En el verano del año 931, aunque se desconoce la fecha exacta, falleció la reina Oneca de Pamplona, esposa de Alfonso IV. El último diploma en el que figura el nombre de la reina Oneca entre los confirmantes fue emitido el día 11 de abril del año 931.[2] El día 27 de junio del año 931, hallándose en la ciudad de Burgos, Alfonso IV donó al monasterio de San Pedro de Cardeña todas las tierras comprendidas entre los municipios de Orbaneja Riopico, Villayuda, Castañares y Villabáscones.

Contrajo matrimonio en el año 923 con Oneca de Pamplona, hija del rey Sancho Garcés I de Pamplona y de la reina Toda Aznar. Fruto de su matrimonio nacieron dos hijos:

Ordoño IV el Malo (924-960), rey de León, contrajo matrimonio con Urraca Fernández, hija del conde de Castilla Fernán González. Sus restos mortales fueron sepultados en el Panteón de Reyes de San Isidoro de León.
Infante Fruela (m. después de 958]). Consta su existencia por un documento otorgado el día 18 de noviembre del año 958 por su hermano Ordoño IV.

Árbol

  1. Ordoño II de Leon
    1. Elvira Menendez
      1. Sancho Ordoñez de Leon
      2. Ramiro II de Leon
      3. Alfonso IV de Leon
        1. Oneca de Pamplona
          1. Ordoño IV de Leon

Ascendientes