Carlota Joaquina de Borbón

Nombre al nacer de Borbón, Carlota Joaquina
Sexo femenino
Edad de defunción 54 años, 8 meses, 12 días

Eventos

Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Nacimiento 1775-04-25 Aranjuez, Madrid, España  
 
Defunción 1830-01-07 Palacio de Queluz,Portugal  
 

Padres

Parentesco con la persona principal Nombre Parentesco dentro de esta familia (si no es por nacimiento)
Padre Carlos IV de España
Madre María Luisa de Parma
         Carlota Joaquina de Borbón
    Hermano     Fernando VII de España
    Hermana     María Isabel de Borbón
    Hermano     Francisco de Paula de Borbón

Familias

    Familia de Juan VI de Portugal y Carlota Joaquina de Borbón
Casados Esposo Juan VI de Portugal
   
Evento Fecha Lugar Descripción Notas Fuentes
Matrimonio 1785-05-08    
 
  Hijos
  1. María Teresa de Braganza

Narrativa

http://es.wikipedia.org/wiki/Carlota_Joaquina_de_Borb%C3%B3n
Carlota Joaquina Teresa de Borbón y Borbón-Parma (en portugués Carlota Joaquina de Bourbon e Bourbon ); (Aranjuez, 25 de abril de 1775 - Palacio de Queluz, 7 de enero de 18301 ) fue infanta de España, reina consorte de Portugal y emperatriz honoraria de Brasil.1
Nacimiento y matrimonio
Carlota Joaquina fue la hija primogénita del rey Carlos IV de España y de su esposa María Luisa de Parma.
Con apenas diez años de edad fue obligada a casarse el 8 de mayo de 1785 con el príncipe Juan VI de Portugal, segundo hijo de María I. En 1788, al morir el heredero de la Corona portuguesa José, Príncipe de Brasil, Juan pasó a ser el primero en la línea de sucesión.1 Por locura de doña María, su madre, el príncipe Juan recibe la regencia del reino a partir de 1792.1 Con ello, Carlota Joaquina se convertía en princesa consorte-regente de Portugal.
Este cambio en los acontecimientos convenía al carácter ambicioso y a veces violento de Carlota. En la corte de Lisboa se inmiscuiría frecuentemente en asuntos de estado, procurando influir en las decisiones de su marido.1 Las ambiciones de la española desagradaban a la nobleza portuguesa y llegaron a oídos del mismo pueblo; más aún, las desavenencias conyugales de Carlota Joaquina empezaron a tomar carácter político. Juan VI descubrió en 1806 que Carlota Joaquina urdía una revuelta palaciega para tomar el poder, por lo que la expuls�� del Palacio Real de Mafra y la envió bajo libertad vigilada al palacio de Queluz, en las afueras de Lisboa.1
En 1808 Juan VI dispuso la huida, rumbo a Brasil, de la familia real portuguesa; escapaban así de la invasión de Portugal por el ejército de Napoleón Bonaparte. Arribados a Río de Janeiro instalaron all�� la corte; esto, empero, no terminaría con las intrigas y ambiciones de Carlota Joaquina.1
Entre 1808 y 1812, Carlota Joaquina pretendió reemplazar a su hermano Fernando VII como regente de España en tanto durara la prisión de este y la usurpación del trono español por parte de José Bonaparte. Alegaba Carlota ser la única integrante de la familia de Carlos IV que no estaba apresada por los franceses. Su cercanía al virreinato del Río de la Plata provocó la creación de un partido carlotista en Buenos Aires, el cual pretendía valerse de Carlota Joaquina para conseguir la independencia del territorio del Río de la Plata, más tarde la Argentina. En efecto, Carlota Joaquina aspiraba también a aprovechar la invasión napoleónica de España para asegurarse un trono para sí misma en América del Sur; una vez más alegaba la prisión de su padre y hermano en Francia y acariciaba la ambiciosa idea de escapar a las limitaciones que le imponía su esposo portugués.1
La interferencia de la diplomacia británica y la política expansionista de su esposo hicieron fracasar el proyecto. Juan VI determinó que, si su esposa era proclamada regente de España, entonces el propio rey portugués tendría derechos sobre el Virreinato del Río de la Plata como esposo de la regente. Esta insinuación de Juan VI hizo que el plan perdiera todo apoyo en Buenos Aires, donde no se deseaba caer bajo dominio portugués. Por otra parte, la ocupación francesa en España hacía que Gran Bretaña rechazara la existencia de una regente española en Buenos Aires en contraposición al restaurado Fernando VII.1
En 1820, una revolución ocurrida en Oporto exigió la vuelta de la familia real portuguesa a la metrópoli. Juan VI y Carlota Joaquina regresaron a Portugal al año siguiente, pero su hijo y heredero Pedro de Braganza no sólo decidió quedarse
en Brasil, sino que en 1822 proclamaba la independencia de dicho país asumiendo el trono como emperador Pedro I de Brasil. El rey Juan VI falleció súbitamente en marzo de 1826.1 Hay quienes creen que fue envenenado, sospechándose de la reina Carlota Joaquina o de su hijo Miguel, en una conspiración para ocupar el trono.
Carlota Joaquina falleció víctima de un cáncer de útero.
Hijos
De su matrimonio con Juan VI, Carlota Joaquina tuvo nueve hijos, a saber:
María Teresa (1793-1874), princesa de Beira, quien casó con su primo Pedro Carlos de Borbón, hijo del infante Gabriel de Borbón. Cas�� en segundas nupcias con el infante Carlos María Isidro de Borbón, pretendiente al trono de España.
Francisco Antonio (1795-1801), príncipe de Beira y duque de Braganza.
María Isabel (1797-1818), que llegó a ser reina de España por matrimonio con Fernando VII, su tío materno.
Pedro IV, emperador de Brasil bajo el nombre de Pedro I, y rey de Portugal (1798-1834).
María Francisca (1800-1834), casada con el infante Carlos María Isidro de Borbón, su tío y antiguo cuñado.
Miguel I, rey de Portugal (1802-1866) tras usurpar el trono a su hermano. Finalmente él y sus descendientes partieron al exilio; Miguel abdicó para él y sus descendientes.
María de la Asunción (1805-1834), muerta soltera.
Ana de Jesús María (1806-1857), casada en 1827 con Nunho José de Mendoça Rolim, duque y marqués de Loulé.

Árbol

  1. Carlos IV de España
    1. María Luisa de Parma
      1. Carlota Joaquina de Borbón
        1. Juan VI de Portugal
          1. María Teresa de Braganza
      2. Fernando VII de España
      3. María Isabel de Borbón
      4. Francisco de Paula de Borbón

Ascendientes